Chepén  |  

Aumentan Casos de Conductores que en Control Etílico Arroja Positivo



Un preocupante incremento de pruebas de control etílico, relacionado a accidentes por consumo de alcohol, se ha registrado en el último año en la unidad descentralizada de pruebas instalado en el Puesto Sanitario PNP de esta ciudad.

En entrevista concedida a Últimas Noticias, la CAP PNP Nelly Martos llamó a la reflexión a los ciudadanos que conducen vehículos motorizados para reducir la incidencia de accidentes por ingesta de alcohol.

Detalló que en el Puesto Sanitario PNP de Chepén el número de pruebas se ha incrementado de 60 a 100 casos mensuales. Es preocupante que el porcentaje de casos positivos supere el 70%.

La tendencia parece seguir creciendo y las fiestas navideñas y de fin de año son épocas que no solo traen alegrías sino también tristes episodios por el alto consumo de alcohol y en consecuencia accidentes relacionados.

Este año 2018 es cuando se ha producido la preocupante escalada que inició con 60 casos de dosajes mensuales, para llegar en los últimos meses a 80 y 100 casos mensuales. En promedio es probable que se alcance los 1,000 casos anuales.

En el Puesto Sanitario PNP de Chepén, laborando cuatro profesionales, de 7:30 a.m. a 1:30 p.m., de lunes a sábado. El peritaje de dosaje etílico tiene atención especial las 24 horas.

En las mañanas el personal brinda servicio de atención en salud a policías y sus familiares. También se brinda atención a personas de escasos recursos económicos.

La atención de pruebas se ha extendido a otras jurisdicciones como Lambayeque (Mocupe) y Cajamarca, en las zonas de San Gregorio, El Prado, Chilete y Tembladera.

La unidad descentralizada de pruebas de dosaje etílico instalada en el Puesto Sanitario tiene tres años de trabajo permanente y ha logrado la categorización reglamentaria para obtener el nivel de Puesto de Salud I.

Los dosajes se determinan mediante análisis científico y de acuerdo al resultado se aplican las multas. Si el dosaje arroja 0.50 g/l de sangre, el intervenido no paga multa. Si el dosaje arroja por encima de los 0.50 g/l hasta 1.50 g/l pagará el infractor de S/ 2,075, suspensión por 3 años de la licencia de conducir, internamiento del vehículo y retención de la licencia, según el Reglamento Nacional de Tránsito. Si el resultado supera los 1.50 g/l la multa es de entre S/ 2,000 a 4,150 soles.

OJO CON ARREGLOS

Si bien es cierto, las pruebas de dosaje etílico y sus preocupantes indicadores en el Puesto Sanitario de Chepén obligan a las autoridades a revisar sus políticas de reducción de siniestros producidos por el consumo de alcohol, debe tenerse en cuenta también que hay casos que no se registran.

Se conoce que un considerable número de choques son “arreglados” entre los implicados. No es extraño que se mencionen casos en los que incluso efectivos policiales, facilitan estos arreglos, disminuyendo notablemente la incidencia de la aplicación del Reglamento Nacional de Tránsito, evadiendo la justicia mediante la corrupción de funcionarios. Si esos casos fueran encausados regularmente, es probable que el número de dosajes etílicos sea casi el doble.

Otra consideración, y muy importante, es que estos análisis pueden convertirse en el inicio de investigaciones y denuncias penales.

Sobre el autor

Prensa

Somos un equipo de periodistas trabajando de la mano de nuestros aliados, los ciudadanos.

Escríbenos a prensa@undiario.pe y síguenos en @UNDiario