Reconstrucción y Millonarios Presupuestos


Guadalupe Recibió Casi 1 Millón Para Iniciar 5 Obras de Reconstrucción

Los gobiernos locales salientes están recibiendo millonarias transferencias de dinero del gobierno nacional para la ejecución de obras contempladas en el marco de lo que se denominó Reconstrucción Con Cambios. Prácticamente todos los gobiernos municipales del valle Jequetepeque han resultado beneficiados, unos en mayor medida.

Allí están por ejemplo los presupuestos para la carretera San Pedro de Lloc-Puémape, el ingreso sur de San Pedro de Lloc; el mejoramiento de calles en Pacasmayo, Guadalupe, Pacanga, entre otras localidades.

En algunos casos se está transfiriendo una primera partida para el inicio de la obra, y el saldo estará disponible el próximo año, 2019.

Con las partidas iniciales, los gobiernos locales están en condiciones de convocar a los procesos respectivos para la ejecución de las obras. Una de las primeras exigencias públicas es que los gobernantes garanticen el uso honesto de los fondos estatales, con obras de calidad y sin aprovechamiento económico ni político. Esto no tendría que ser un pedido especial, pero dadas las condiciones de nuestros gobiernos, es necesario plantear la demanda.

Cabe recordar que mediante el DS 071-2018-PCM se aprobó el “Reglamento del Procedimiento de Contratación Pública Especial para la Reconstrucción con Cambios”, documento publicado en El Peruano edición del 6 de julio 2018. Este reglamento, complementa la Ley N° 30556, Ley que aprueba disposiciones de carácter extraordinario para las intervenciones del Gobierno Nacional frente a Desastres y que dispone la creación de la Autoridad para la Reconstrucción con Cambios, la cual además fue modificada por el Decreto Legislativo Nº 1354.

Este marco legal se supone que agiliza los procesos de contratación; pero ello no exime del riesgo de malos manejos. Siempre estará presente el peligro del aprovechamiento por parte no solo de malos funcionarios y gobernantes, de condición corrupta, sino también por empresarios corruptos. De allí que la vigilancia es tan necesaria, y que se requiere la colaboración activa de los propios ciudadanos ejerciendo control sobre las acciones de sus gobernantes.

Están participando activamente en acciones preventivas y de control, la Contraloría General de la República y las oficinas de OCI instaladas en cada gobierno provincial, pero evidentemente no se dan abasto. La Contraloría ha convocado a la participación de ciudadanos que están siendo capacitados para que apoyen con acciones de vigilancia. Quienes se aprovechan de los recursos públicos, en perjuicio de la seguridad y la vida de los ciudadanos afectados por El Niño Costero, merecen la mayor sanción.

Sobre el autor

Prensa

Somos un equipo de periodistas trabajando de la mano de nuestros aliados, los ciudadanos.

Escríbenos a prensa@undiario.pe y síguenos en @UNDiario