Apoyar a Bomberos Para Recuperar Local

Bomberos 1




La decisión que ha asumido el Cuerpo General de Bomberos Voluntarios del Perú para recuperar el local que la Municipal Provincial de Pacasmayo - San Pedro de Lloc les transfirió hace más de diez años, y que tienen inscrito como un bien inmueble de propiedad institucional en Registros Públicos, tiene que involucrar a todos los sectores de la comunidad y a los propios ciudadanos.

Recién los altos mandos de los bomberos han decidido accionar para obligar al ocupante Luis Alberto Celis Olazo a devolver el local ubicado en la cuadra seis de la calle Ancash, en San Pedro de Lloc. Y lo hacen con apoyo de los miembros de las compañías de bomberos de Pacasmayo y Trujillo, que son las que están más cerca, especialmente la primera. Felizmente la medida tiene el respaldo de la máxima autoridad de los bomberos, con sede en Lima, y según se ha anunciado están participando la Intendencia y la Procuraduría del Cuerpo General de Bomberos Voluntarios del Perú.

Sin embargo se debe reflexionar sobre cuestiones que comprometen a todos, así como de responsabilidades particulares.

Lo primero que genera el caso es preguntarse cómo es posible que una compañía de bomberos naciente en San Pedro de Lloc, que recibe un local municipal, se haya permitido desintegrarse y abandonar el proyecto con el que se supone estaban comprometidos; y peor aún que se haya dejado pasar tantos años antes de intentar recuperar un bien inmueble del Cuerpo General de Bomberos Voluntarios del Perú.

La dejadez, pasividad, desidia que se achaca a los ciudadanos están reflejadas en este caso, en su máxima expresión. Y la responsabilidad tiene que ser compartida con las autoridades municipales de los sucesivos gobiernos municipales pasados hasta el actual. En el gobierno actual, que preside Roland Aldea, lo que se ha visto es que solo ha tratado de lavarse las manos, en lugar de asumir una actitud de liderazgo y de respaldo hacia las acciones que son correctas para la recuperación del local institucional de los bomberos; y de rechazo al aprovechamiento personal que termina afectando a toda una comunidad.

No se puede permitir que frente a hechos evidentemente criticables las autoridades se mantengan al margen, y eso aplica a los representantes de subprefectura también. Ya debería estar circulando -por lo menos- un memorial de respaldo al Cuerpo General de Bomberos Voluntarios del Perú para recuperar un inmueble que se debe convertir en su local institucional y desde donde deben prestar apoyo en casos de incendio y de accidentes.

La capital provincial de Pacasmayo carece de una compañía de bomberos y ahora su operación y funcionamiento está supeditado al particular interés de una persona que escudada en un supuesto trabajo de guardianía ha usufructuado el local instalando su negocio particular y encima se resiste a devolverlo. La presencia de los bomberos en San Pedro de Lloc es una necesidad técnicamente justificada y debe ser un objetivo que toda la comunidad debería apoyar desde la posición donde se ubique.

Sobre el autor

Prensa

Somos un equipo de periodistas trabajando de la mano de nuestros aliados, los ciudadanos.

Escríbenos a prensa@undiario.pe y síguenos en @UNDiario