Pacasmayo, Cuál Turismo


Algunos vecinos de Pacasmayo han empezado a expresar preocupación porque frente a la cercanía de la temporada de verano los paseos públicos ubicados cerca a la playa empiezan a ser frecuentados por niños, adolescentes, adultos, muchos de la ciudad, y otros tantos visitantes. Se advierte que como en otros años, la temporada atraerá a cientos de personas especialmente en las fiestas de fin de año.

Con toda razón, los ciudadanos expresan su preocupación. Sin embargo consideramos que además de tomar nota de ellas y de trasladarlas en nuestros contenidos noticiosos y de opinión; los ciudadanos deben expresar directamente sus temores para que estos sean conocidos en toda su dimensión. Es necesario tomar conciencia de que no basta quejarse, es parte de ejercer ciudadanía que los reclamos, sugerencias, recomendaciones, pedidos, y demás se materialicen en documentos escritos que deben enviarse a la subprefectura provincial y distrital, a la municipalidad de Pacasmayo, el Ministerio Público y hasta la Defensoría del Pueblo; por supuesto a la Policía Nacional y en el caso de esta incluso a sus superiores como la III Región Policial y el Ministerio del Interior.

Ahora que existen las redes sociales como Facebook y Twitter, los vecinos pueden hacer saber sus quejas en otras instancias o en los superiores de aquellos que no están cumpliendo con su función, en la ciudad.

Las quejas no son gratuitas. Lamentablemente un grupo importante de personas afecta los derechos de los demás, incumple normas vigentes y se burla de la autoridad, sin que le pase nada.

Estas personas, que solo piensan en su particular beneficio, son aquellos que bajo un disfraz de negocio de helados u otros, venden licor en el malecón, por citar un ejemplo. Otros son los que sabiendo que está prohibido, consumen alcohol en la playa y en el malecón, donde arrojan latas, vasos y botellas, que luego terminan rotos, en medio de la arena, las piedras, los paseos y las viviendas.

Seguiremos insistiendo que todos tienen que cumplir el rol que les compete, por una sana convivencia, por la seguridad de todas las personas, y por la propia ciudad que tanto dicen amar y que supuestamente consideran turística. Del modo en que se está viviendo Pacasmayo, es prácticamente una ciudad para el consumo de alcohol, y no se piense que eso significará mejoras reales en el turismo para todos los sectores, más allá de varios miles de soles para unos cuantos en el verano. Qué familia se puede sentir segura en un paseo tomado por grupos de jóvenes y adultos consumiendo alcohol, apoderados de bancas, y de la playa. La tarea de recuperar la ciudad no es solo de las autoridades, tiene que comprometer al sector hotelero, siempre que sea responsable, al sector empresarial en general y a los vecinos. No puede ser que Pacasmayo siga siendo la ciudad de las borracheras interminables en el malecón y la playa. ¿Ese es el "turismo" que se pretende atraer?

s dirigentes del poblado del AH Buenos Aires han alzado su voz de protesta.

Sobre el autor

Prensa

Somos un equipo de periodistas trabajando de la mano de nuestros aliados, los ciudadanos.

Escríbenos a prensa@undiario.pe y síguenos en @UNDiario