Pacasmayo Merece Atención



Pacasmayo, ciudad costera, destino turístico nacional tiene décadas bebiendo agua no apta para el consumo humano. Los gobiernos que han precedido al que ahora está de salida, se instalaron con la promesa de resolver ese pasivo social que con toda seguridad ha llevado a la tumba a muchos ciudadanos.

Esto no ha cambiado, aunque por fin se vislumbra la obra. Ya existe el proyecto impulsado conjuntamente por la gestión del alcalde Aldo Navarro Sarmiento y Cementos Pacasmayo SAA. Pese a su cuestionada gestión municipal, no puede desconocerse este avance. El perfil de proyecto donado por la empresa cementera, ingresado al banco de proyecto del Sistema Nacional de Inversión Pública (SNIP) en el 2015 permitió que se gestione ante el Gobierno Regional La Libertad, su ejecución. El perfil estipulaba un inicial horizonte presupuestal que no alcanzaba los S/ 10 millones.

La intención de Cementos Pacasmayo de asumir la inversión por la modalidad de Obras Por Impuestos, inclinó la balanza y el GRLL se sumó para participar como unidad ejecutora en esta añeja aspiración pacasmayina. El ente regional licitó en enero 2017 el proyecto por S/ 10 millones 700 mil, las fotos, las declaraciones, primera piedra y entrega de terreno inundaron los medios a nivel regional. Todos sonreían.

Sin embargo, hoy se conoce que en la formulación del expediente técnico, el monto de inversión ha alcanzado los S/ 20 millones. El incremento se sustenta en el expediente. Aquí es donde los involucrados deben mirar el proyecto con ojos de gobernantes, de garantizar el bien común.

Hoy es obligación del Gobierno Regional de La Libertad responder a las circunstancias, resolver la contingencia y cumplir con el compromiso de ejecutar el proyecto. No es momento de hacer cálculos en busca de cosechar réditos por una obra que es trascendental para la salud de los pacasmayinos. Otorgar a los pacasmayinos la posibilidad de beber agua potable no puede depender de las ambiciones de un partido político. Debe ser un proceso que siga un curso y desenlace natural. Y este debe ser que se apele a los esfuerzos necesarios para que se apruebe el expediente técnico, la reformulación del presupuesto y se inicie la ejecución del proyecto sin demoras.

La campaña presidencial 2021 y las aspiraciones de Alianza Para el Progreso son naturales como en cualquier organización política que pretenda conducir el gobierno nacional a partir del bicentenario. Actualmente están en el gobierno regional y seguirán allí por otro período más. Pero, no sería aceptable desde ningún punto de vista que se pretenda un manejo del calendario del desarrollo del proyecto, que fue concebido para asistir una necesidad básica de los ciudadanos, como una herramienta de campaña para el 2021. Sería vergonzoso.

Por esta razón cabe un llamado al Gobierno Regional La Libertad, al gobernador Luis Valdez Farías, al consejero regional Edwin Castellanos García y a los involucrados en este proyecto, a asumir la responsabilidad de asegurar a Pacasmayo que el proyecto se ejecutará sin retrasos injustificados, ni cálculos de los que ya la comunidad está cansada.

Sobre el autor

Prensa

Somos un equipo de periodistas trabajando de la mano de nuestros aliados, los ciudadanos.

Escríbenos a prensa@undiario.pe y síguenos en @UNDiario