Responsabilidad Ciudadana

Audiencia Contraloria Pacasmayo Distrito


Los ciudadanos de la provincia de Pacasmayo tienen la responsabilidad de participar, asistiendo a escuchar o tomando la palabra, en la audiencia provincial de la Contraloría General de la República que se realizará mañana martes 23, de 9 am a 1 pm, en el auditorio de la Comisión de Usuarios de Agua de San Pedro de Lloc. El único requisito es inscribirse previamente, y si se dispone a hacer uso de la palabra considerar que se tienen cuatro minutos por participante, en los cuales se debe describir claramente contra qué entidad estatal es la queja; o cuál es la inquietud.

La Contraloría General de la República, en la gestión del contralor Nelson Shack Yalta ha iniciado no solo el fortalecimiento de los OCI en las municipalidades provinciales; sino también un acertado acercamiento con los ciudadanos, ahora a través de las audiencias provinciales.

Si bien se trata de una iniciativa que se debe aplaudir, el éxito de estas citas depende en gran medida de la participación ciudadana, que debe ser responsable. Ello implica no solo asistir, sino participar activamente, haciendo saber las cuestiones irregulares, generalmente relacionadas con corrupción, que se producen en entidades estatales como instituciones educativas, centros de salud, postas médicas, las Ugel, las redes de Salud, comisarías, municipalidades provinciales y distritales, órganos de los gobiernos regionales y demás entidades estatales que administran bienes y recursos públicos, y que lo estén haciendo de manera irregular. Recuérdese que quienes no estén dispuestos a hablar en público, podrán hacer su denuncia frente a los auditores de la Contraloría, en una mesa instalada para ese fin, en la misma audiencia de mañana.

Es momento de anotar que la gestión del Órgano de Control Interno (OCI) en la Municipalidad Provincial de Pacasmayo-San Pedro de Lloc (MPP) no ha despertado la mejor imagen. Los pocos que se atrevieron a formular alguna denuncia pública, en los medios de comunicación, terminaron decepcionados por la aparente falta de atención de dicha oficina, que hace años ocupa un ambiente municipal, pero que no ha hecho saber resultados efectivos respecto a su gestión. Es comprensible que en pleno trámite o al iniciar investigaciones, se tenga que guardar prudencia; pero no se entiende que una vez concluidas las investigaciones y con resultados tangibles, estos no se comuniquen. Y es algo que debe cambiar, especialmente en un entorno de crisis en el que tanta duda hay respecto al funcionamiento de las entidades del Estado.

Los ciudadanos deben ejercer su derecho al control social en espacios como los que ahora ofrece la Contraloría para denunciar a gobernantes, funcionarios o servidores estatales que se supone incurren en el uso inadecuado de bienes y recursos del Estado. Algunos casos que menciona la Contraloría y que pueden servir de referencia son: Irregularidades en obras públicas (sin procesos de selección, incumplimiento de plazos, obras defectuosas o sobrevaloradas, entre otros). Irregularidades en las contrataciones del Estado (fraccionamiento, direccionamiento a un determinado proveedor, recepción de bienes defectuosos, entre otros). Otras irregularidades (nepotismo, pago por servicios no realizados, entre otros).

Sobre el autor

Prensa

Somos un equipo de periodistas trabajando de la mano de nuestros aliados, los ciudadanos.

Escríbenos a prensa@undiario.pe y síguenos en @UNDiario