Chepén  |  

Chepén: Tensión Extrema en La Primavera y Algarrobal de Moro por Amenaza de Desalojo

Algarronal Moro Letrero Protesta


La tensión crece conforme avanza la cuenta regresiva para el día del desalojo ordenado por el Juzgado Mixto de Chepén en los asentamientos humanos La Primavera y Algarrobal de Moro, en la provincia de Chepén. Luego de un proceso judicial que les fue favorable, los demandantes Giulio Ciriaco Martín Aita Gervasi y otros solicitaron de emita la orden de desalojo del predio Talambo, conocido como Algarrobal de Moro y donde también se ubica el poblado de Primavera. La orden se logró y quedó programada para el día viernes 26 de octubre a las 9 de la mañana, esto en atención al proceso que se sigue con expediente 00555-2005-0-1603-JM-CI-01.


LES PUEDEN DISPARAR

Últimas Noticias intentó visitar los poblados de Algarrobal de Moro y La Primavera el viernes 19 de octubre, a fin de dar fe de las condiciones reales a esa fecha de la infraestructura inmobiliaria, los servicios educativos, los cultivos, el estimado de cifra poblacional, así como de la planta de empaque de banano orgánico que los pobladores y dirigentes tienen dentro de las 325.49 Ha demandadas como propias por Aita Gervasi y sus codemandantes. Sin embargo, apenas haber ingresado 50 metros en el camino que tiene entrada a la altura del Km. 714+500 de la Carretera Panamericana, motos lineales, una moto carguera y personas a pie interceptaron la camioneta en la que nos desplazábamos, haciendo los primeros registros fotográficos de los campos con banano orgánico.

Los hombres se presentaron como habitantes del lugar, requirieron nuestra identificación, lo que hicimos inmediatamente, pero nos conminaron a salir del lugar, según dijeron, por nuestra seguridad. Aseguraron que la tensa situación que se vive en el lugar podría provocar que alguien nos agreda, con armas de fuego.


Aunque la afirmación podría sonar exagerada, quienes nos interceptaron aseguran que el riesgo es real, debido a que hay mucha desconfianza y temor por la movilización de extraños. Señalaron que sus dirigentes se encontraban en Lima y por esa razón no habría ninguna garantía de no ser agredidos por los pobladores.

Explicaron que la tensión ha llegado al límite debido a que están ingresando camionetas 4x4 que corren raudamente trasladando desconocidos en una actitud sospechosa, al parecer estudiando el terreno para la posible incursión del viernes 26. Dijeron que esas personas serían delincuentes contratados para participar en el desalojo a favor de los demandantes. A cada ingreso por los caminos que interconectan los campos, los pobladores habrían intentado interceptarlos pero estas unidades de mayor potencia podían huir sin problemas de sus vehículos menores que intentaron cerrarles el paso.


DIRIGENTES EN LIMA

Efectivamente, como se ha podido conocer, los dirigentes de Algarrobal de Moro, La Primavera y de la asociación de agricultores de banano orgánico, estuvieron en Lima el fin de semana buscando respaldo en autoridades nacionales y espacio en los medios de comunicación de la capital de la República, a fin de hacer frente a la inminente medida judicial de desalojo dictada por el Poder Judicial.

Como se recuerda, la resolución señala que “se ejecutará contra todos los que ocupen el predio, aunque no hayan participado en el proceso o no aparezcan en el acta de notificación, a excepción de algún Centro Educativo en el presente año escolar, con descerraje, derribo de obstáculos, construcciones e instalaciones si fuere necesario”.


En la resolución judicial de desalojo se solicita garantías a la Policía Nacional del Perú. Según ha trascendido las coordinaciones ya se han encaminado para obtener el concurso suficiente de la fuerza pública para ejecutar el lanzamiento.

La marcha realizada el jueves 18 ha puesto en los ojos de la ciudadanía del valle Jequetepeque, y de la región la angustiante situación que viven los habitantes de los asentamientos humanos de Algarrobal de Moro y Primavera. Hombres, mujeres, niños, incluso adultos mayores, el jueves portaron carteles durante la marcha que llegó hasta el frontis del Juzgado Mixto de Chepén desde donde se emitió la orden de desalojo. Los manifestantes habían adelantando lo que será su posición el viernes 26 una resistencia, incluso a costa de su propia integridad física.

Sobre el autor

Prensa

Somos un equipo de periodistas trabajando de la mano de nuestros aliados, los ciudadanos.

Escríbenos a prensa@undiario.pe y síguenos en @UNDiario