Fechas Importantes para Generar Acción



Dos fechas importantes acaban de conmemorarse. El Día Nacional de la Persona con Discapacidad que en el calendario de Perú está señalado cada 16 de octubre; y el Día Mundial de la Alimentación también en la fecha del 16 de octubre.

Indudablemente estas fechas buscan generar la reflexión y los compromisos de los gobiernos, principalmente, para generar esfuerzos en pro de la equidad y la justicia.

Las personas con discapacidad no pueden seguir siendo vistas como una minoría a la que una vez al año se le invita a desfilar con el argumento de "sensibilizar" a la comunidad. En pleno siglo XXI se tienen que generar planes de atención locales, especialmente municipales, en el marco de las políticas públicas nacionales, que promuevan la defensa de sus derechos por su condición de seres humanos.

Es necesario que nuestras localidades consideren las condiciones diferentes de las personas, y que tanto sus espacios públicos como privados, garanticen el acceso seguro de todas las personas por igual. Desplazarse por una calle, de cualquier localidad del valle Jequetepeque es un riesgo, y es mayor para una persona con discapacidad. Esto debido a las deficientes condiciones de calles, veredas y espacios públicos; y porque la mayoría de los conductores no respetan las normas elementales de transporte, que privilegian la seguridad y el desplazamiento de los transeúntes.

Si ese aspecto mínimo no se les puede garantizar a las personas con discapacidad, ni a sus familiares; mucho menos se puede esperar respecto a que se promueva su participación activa dentro de la sociedad. Son aspectos que merecen la atención y el compromiso no solo de los gobiernos sino de los sectores empresarial y de los ciudadanos en general.

Respecto a la otra fecha, se tiene que reconocer que el hambre es un problema grave en el mundo. La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) ha revelado que hay en el mundo 821 millones de personas que padecen hambre. Esto significa que una de cada nueve personas vive con hambre. Al otro lado, 672 millones de personas sufren obesidad y más de 1.300 millones tiene sobrepeso.

Los gobiernos y las personas tienen que actuar; pero mientras se esperan las acciones a nivel de gobierno los ciudadanos pueden colaborar.

Las recomendaciones de la FAO para las personas son desperdiciar menos, alimentarse mejor y adoptar un estilo de vida sostenible. Esto implica no tirar la comida, sino congelarla para consumir más tarde o compartirla con quien no tiene; establecer una dieta en base a productos naturales, de temporada y del lugar. Y a los agricultores se les recomienda producir más con menos, diversificar los cultivos para tratar de mejorar el rendimiento y procurar cuidar la calidad de la tierra.

Sobre el autor

Prensa

Somos un equipo de periodistas trabajando de la mano de nuestros aliados, los ciudadanos.

Escríbenos a prensa@undiario.pe y síguenos en @UNDiario