La Historia No Olvidará

Esta es la cifra que los ciudadanos de Pacasmayo no deben olvidar, 3994. Son 3994 votos los que obtuvo el partido Alianza Para el Progreso utilizando la imagen del no candidato Víctor Alayo León, en una de las mentiras más grandes e impunes de la historia política de nuestra provincia, y probablemente del país.

Quienes el lunes celebraban el triunfo de Alayo, pronto se decepcionaban, cuando se les hacía ver que Alayo nunca había sido candidato y que solamente se utilizó su imagen. Se mantiene la equivocada percepción de que a Alayo lo tacharon o sacaron de carrera, cuando lo cierto es que nunca logró inscribir su candidatura debido a que tiene en su haber una sentencia por delito de corrupción de funcionarios, derivada de su segundo gobierno como alcalde de Pacasmayo.

Esa sentencia penal por delito de corrupción ubicó a Alayo León en el grupo de quienes no pueden asumir una candidatura, conforme a las nuevas leyes vigentes que buscan acabar con la corrupción. Tanto el JEE Pacasmayo, como el JNE, y hasta el Poder Judicial le dijeron a Alayo que no podía ser candidato. Y así se supo y se informó, pero la profusa propaganda política con el rostro de Alayo en calles y postes; y sobre todo su presencia en mítines, marchas y demás, terminaron por confundir a la población, cosechando esos 3994 votos.

Por ello es que en Últimas Noticias afirmamos con convicción que si algo ha triunfado en Pacasmayo, ha sido la mentira, el engaño, del no candidato Víctor Alayo León y de todo el partido Alianza Para el Progreso, que en este caso se convirtió en el respaldo cómplice perfecto. Ninguno de los que fueron candidatos, Manuel Llempén, por la gobernación regional; Edwin Castellanos por la consejería regional; Víctor Raúl Cruzado, por la Municipalidad Provincial de Pacasmayo, objetaron la presencia de Alayo; por el contrario, la explotaron y aprovecharon. Se presentaron juntos en cuanto espacio público pudieron -cuando ya se sabía que Alayo no era candidato- y compartieron tribuna con él. Y lo han seguido haciendo hasta el domingo cuando han celebrado que "Alayo ganó".

El triunfo de la mentira ha puesto a Pacasmayo en una se las peores situaciones, decepción de quienes confiaron en el no candidato, y la incertidumbre masiva sobre qué pasará con sus destinos. Sobre todo cuando desde el JEE P se adelantó que si APP ganaba, gobernaría el primer regidor, en este caso Rodolfo Milla Manay, a quien nunca conocieron, ni vieron, ni escucharon como candidato.

Alayo ganó, APP ganó. Pero Pacasmayo perdió. Y por ello no se puede permanecer en silencio ante la burla pública que se ha perpetrado contra Pacasmayo. Varios son responsables de lo sucedido, principalmente el Jurado Nacional de Elecciones, que en una acción casi de omisión ha permitido que la profusa propaganda de APP con Alayo León, confunda y engañe a un sector de los ciudadanos de Pacasmayo. En el máximo de la omisión, se llegó a decir que no se podía sancionar a Alayo porque no era candidato pero que los ciudadanos podrían denunciar ante Indecopi. Con todo ese escenario a su favor, la mentira se ha consumado.

Si bien es cierto la mentira sacó 3994 votos, que ahora se han convertido en la más grande ignominia de Pacasmayo; se debe tener en cuenta que de 21,739 electores, acudieron a votar 17,575 ciudadanos; y de estos, 13,581 electores no cayeron en el engaño, no votaron por el no candidato.

Castellanos Alayo Cruzado

El falso candidato Alayo flanqueado por Edwin Castellanos y Víctor Cruzado

Fuente: Facebook

Sobre el autor

Prensa

Somos un equipo de periodistas trabajando de la mano de nuestros aliados, los ciudadanos.

Escríbenos a prensa@undiario.pe y síguenos en @UNDiario