Candidatos y Ambiciones

El caso del candidato Benjamín Javier Banda Abanto del movimiento regional Súmate, es solo uno de muchos que probablemente queden ocultos, sin conocerse.

El Jurado Electoral Especial Pacasmayo (JEE-P) acaba de detectar que Banda Abanto tiene en realidad cinco propiedades registradas a su nombre según consta en partidas registrales de la Superintendencia Nacional de Registros Públicos (Sunarp). Sin embargo, el candidato solo ha declarado una en su hoja de vida. Por este motivo, el JEE P ha resuelto que se haga una anotación al margen de la hoja de vida (algo así como una fe de erratas) añadiendo las otras cuatro propiedades de bienes inmuebles.

La intervención del JEE P ha ocurrido a raíz de la solicitud ingresada por un vecino. Y este es otro hecho que debe llevar a la reflexión, cuáles son los resultados de la fiscalización que ha realizado el JEE Pacasmayo. Hacia dónde se han orientado los esfuerzos de los fiscalizadores y qué se ha conseguido. Ojalá el JEE P haga un balance auténtico sobre los logros y los pendientes. Si esto ha pasado con un candidato en Guadalupe, qué otra información ha quedado oculta y sin ser declarada en las hojas de vida de los candidatos.

Indudablemente el caso Banda Abanto lleva a la pregunta de por qué un candidato oculta información a sus electores. Recuérdese que las hojas de vida están destinadas a hacer más transparentes los procesos electorales, pensando en los ciudadanos, en los vecinos que acudirán a las urnas. Y los formatos de estas hojas de vida han sido modificados con el afán de que sean lo más completos posible. Una persona que está entrando a una competencia electoral tiene la obligación de demostrar transparencia desde el inicio y esto se exige a todos los postulantes a las alcaldías, así como a los regidores.

Probablemente si se iniciara una revisión exhaustiva de cada candidato, respecto a los estudios declarados, propiedades de bienes muebles e inmuebles, sentencias, entre otros aspectos se terminarían descubriendo muchas omisiones, y hasta falsedades.

Por otro lado, y este es un comentario general a todos los candidatos y electores. Debe llamar a preocupación que los equipos de campaña de los candidatos que son detectados ocultando información, o mintiendo, se dediquen a insultar a quienes se atreven a evidenciar sus faltas. Estos hechos solo confirman que los actos de corrupción no son exclusivos del aparato estatal nacional; la corrupción está carcomiendo los gobiernos locales, pero también al ciudadano de a pie; y tiene en los proveedores del Estado a unos de sus principales cómplices.

Es hora que los ciudadanos decentes salgan en defensa de la verdad, de la honestidad y la integridad; es hora de demostrar que los ciudadanos no hacen pactos con quienes trafican con sus necesidades, que no venden su conciencia ni su voto por un celular, por un balde de agua, ni por una parrillada. Es la hora de los ciudadanos decentes.

Sobre el autor

Prensa

Somos un equipo de periodistas trabajando de la mano de nuestros aliados, los ciudadanos.

Escríbenos a prensa@undiario.pe y síguenos en @UNDiario