Candidatos

En ninguno de los distritos de las provincias de Chepén y Pacasmayo se cuenta con encuestas oficiales y de uso público que indiquen, con un mínimo de solvencia técnica, la intención de voto o la preferencia de los electores frente a los candidatos en este proceso electoral.

Las imágenes que circulan en Internet, especialmente en Facebook, sobre supuestas intenciones de voto y candidatos punteros no tienen ningún respaldo, y por eso mismo carecen de fuente de procedencia. Se tratan de contenidos elaborados generalmente por los equipos de campaña de uno u otro partido u organización política, con la intención de influir en los electores a favor de su candidato.

Este asunto lo deben tener claro los ciudadanos en general para evitar ser manipulados con supuestos votos que “no deben perderse”, o que no servirán de nada. La decisión final, pues, la tienen los electores y solo se conocerá después de acudir a las ánforas el domingo 7 de octubre.

El voto de cada uno de los ciudadanos, incluso a pesar del desánimo que se vive en este proceso, decidirá el gobierno local de los próximos cuatro años. Y no pueden ser perdidos, ni más de lo mismo, especialmente donde los gobernantes (alcalde y regidores), en la práctica, han abandonado su función, y dejado a las localidades sumidas en un permanente desgobierno. Se requiere, más que nunca, del voto responsable y reflexionado.

La decisión de por quién votar debería tomarse en base a información objetiva como por ejemplo las propuestas de plan de gobierno, la preparación académica y técnica del candidato, la experiencia laboral, las cualidades o valores personales, su participación como miembro de una comunidad.

Hay otros indicadores que figuran en las hojas de vida de los candidatos, y publicadas en la web el JNE, como: deudas, sentencias, ingresos, bienes, que también podrían ser tomados en cuenta. Y hay otros indicadores más, que no suelen presentarse, pero que pueden aportar importante información como quiénes son sus asesores, quienes conforman su equipo de campaña, quiénes serían sus funcionarios de confianza de salir elegidos y quién financia la campaña electoral.

Todos los candidatos pretenden presentarse como la mejor opción, pero no todos lo son. Puede ser por su falta de experiencia en gestión pública, por su falta de conocimientos en el ámbito municipal y de gobierno, hasta por su desempeño como miembros de familia y ciudadanos o por la gente que les rodea en campaña. Todos los aspectos son importantes. Y así como se debe rechazar la frase “roba pero hace obra”; se tiene que evitar que oportunistas lleguen a los gobiernos locales.

Es importante tomar una decisión en base al análisis y la reflexión; no por simpatía o por recomendación, o porque la “suerte” está echada. La decisión la tendrá siempre el elector y debe procurar elegir la mejor opción.

Sobre el autor

Prensa

Somos un equipo de periodistas trabajando de la mano de nuestros aliados, los ciudadanos.

Escríbenos a prensa@undiario.pe y síguenos en @UNDiario