Basta de Jugar con Pacasmayinos

Alayo No Va

El ciudadano Víctor Ladislao Alayo León le debe una explicación a los electores de Pacasmayo, y especialmente a quienes creen en su candidatura y están dispuestos a votar por Alianza Para el Progreso, confiando en él, en sus palabras, en sus acciones y hasta en los recuerdos de sus dos gobiernos municipales (1996 a 1998 y 1999 a 2002).

Alayo conecta con un sector de la población no cabe duda, tiene seguidores, y puede ser considerado un líder para un grupo de personas; y por ello es mayor e inevitable la responsabilidad que le alcanza con esos ciudadanos, que siguen depositando su confianza en él.

Por qué el ciudadano Alayo permite que se siga utilizando su imagen en la propaganda política de APP, como si fuera candidato a la alcaldía de Pacasmayo; por qué participa en una marcha proselitista, con el candidato regional y el presidente del partido donde milita, donde no solo se lucen polos con su apellido y el símbolo de APP, sino que se aviva por parte del animador con los gritos de "Alayo Sí Va".

El señor Alayo se ha declarado un temeroso y obediente cristiano, y se ha permitido usar una frase bíblica en su propaganda con su imagen; pero permite que se falte a la verdad, y él mismo lo hace al sostener una falsa candidatura. No se trata de cualquier mentira, ni de una mentira blanca, ni de un error, ni algo que pueda justificarse.

A escasas semanas de ir a las urnas se está jugando con los ciudadanos pacasmayinos, se está aprovechando de su confianza; se les está haciendo creer que Alayo es candidato, cuando no es cierto. Y él está participando de ese engaño.

Alayo León no ha sido inscrito como candidato por el JEE-P y la decisión ha sido confirmada por el JNE, máxima autoridad electoral. El ciudadano Alayo no ha podido ser candidato ni siquiera recurriendo al Poder Judicial, que ha esclarecido que su reclamo está destinado al fracaso, declarando improcedente su acción de amparo. Podría insistir en otra acción judicial, y sería su derecho; pero lo cierto es que hoy, a dos semanas de las elecciones, el ciudadano Alayo León no es candidato a la alcaldía de Pacasmayo.

Que su equipo de campaña diga “voten por Alayo”, y él no lo desmienta, es una estrategia engañosa; y no habla bien de ningún partido, de ninguna lista, de ningún candidato, de ningún vecino, porque son partícipes de una farsa.

Expresamos nuestro rechazo a ese tipo de prácticas, que confunden al ciudadano, aprovechando su identificación y confianza en un personaje. Las rechazamos porque sus autores se aprovechan de que sus malas prácticas no pueden ser sancionadas porque no son ilegales; y porque son plenamente conscientes de estar infringiendo valores elementales, como el respeto a los demás, la veracidad, la honestidad.

Para completar su accionar, pretendieron ocultar que Alayo no es candidato, comprando los ejemplares de Últimas Noticias, del viernes 14. Nuestra portada era esclarecedora y detallaba los pormenores de la resolución judicial que permiten concluir que Alayo No Va en estas elecciones.

Quienes han hecho de la mentira una forma de hacer política, no pueden hablar de una rehabilitación tras cumplir una sentencia.

Sobre el autor

Redacción UNDiario

Somos un equipo de periodistas trabajando de la mano de nuestros aliados, los ciudadanos.

Escríbenos a prensa@undiario.pe