Medidas Preventivas


Periódicamente, el país es conmocionado por casos de intoxicación masiva a causa de la ingesta de determinados alimentos. Las causas suelen ser variadas, por contaminación con agentes externos, por mal estado de conservación de los alimentos, y otros. En el más reciente caso en el que han perecido 9 personas y muchas más resultaron afectadas, todavía no se determina el  origen, presumiéndose una probable contaminación con sustancia fosforada.

Son hechos sumamente lamentables y merecen especial atención con el fin de dictar las medidas preventivas para evitar nuevos casos. Eso evitará tener que pasar por nuevas pérdidas, y se resguardaría la salud de las personas, la cual es una tarea fundamental del Estado.

No podemos permitir que se sigan perdiendo vidas humanas por acciones de descuido, por negligencia; se tiene que enfrentar estas situaciones desde la prevención mediante la educación, es necesario informar y formar a los agricultores y sus familiares sobre cómo hacer uso de los insecticidas, en las labores agrícolas.

En el reciente caso masivo que costó casi una docena de vidas humanas, se tiene que se trató de un caso de intoxicación masiva, en agravio de parte de los asistentes a un velorio. Las consecuencias se dieron luego de la ingesta de comida nocturna. Los más afectados resultaron quienes estuvieron más cerca de la cocina.

La teoría más aceptada hasta ahora es que se trataría de la posibilidad de una contaminación de los productos empleados en la preparación de la comida con insecticidas que las familias guardan cerca de la cocina y emplean en las labores del campo. Sin embargo, esta no es una hipótesis concluyente, pues significaría que todo lo preparado se contaminó y todos los asistentes al velorio debieron resultar afectados. Habrá que estar a la espera de los resultados de la investigación pertinente.

Semanas atrás tuvimos el caso de escolares afectados tras consumir alimentos envasados proveídos por una empresa colombiana, lo cual llamó la atención pues no se puede explicar cómo es que un programa social -como es el de Qali Warma con el que se registró el lamentable suceso- adquiere alimentos de una empresa extranjera. Eso resulta censurable considerando que nuestros escolares deberían ser provistos con los alimentos tan ricos en valores nutricionales que tenemos en cada región. Los beneficiarios deben ser provistos de alimentos propios de cada región, de preferencia.

¿Qué causó el problema de intoxicación alimentaria en los escolares y por qué se tuvo que recurrir a una proveedora extranjera? Son hechos que están a la espera de respuestas.

Al margen de esas cuestiones, hay que tener en cuenta la necesidad de coordinar campañas educativas sobre el correcto manejo de los productos químicos que se emplean en la agricultura -tan comunes en nuestro valle- a fin de que los agricultores y sus familias sepan que sus vidas corren peligro si no hacen buen uso de esos elementos. Son razonamientos lógicos que muchas veces pasamos por alto. Hay que comenzar a corregir para evitar nuevas  tragedias.

Sobre el autor

Prensa

Somos un equipo de periodistas trabajando de la mano de nuestros aliados, los ciudadanos.

Escríbenos a prensa@undiario.pe y síguenos en @UNDiario