Vigilar a Funcionarios y Candidatos


Las condiciones obligan a la desconfianza. Sin embargo instituciones como la Contraloría General de la República, bajo la gestión de Nelson Shack Yalta, se mantienen firmes en el compromiso de ejercer control previo, prevenir las faltas y delitos, y ahondar en la transparencia estatal.

Precisamente Shack acaba de invocar a los ciudadanos a emitir un voto responsable, y luego de informarse adecuadamente sobre sus candidatos.

Todos estamos viviendo -y sufriendo en carne propia, unos más que otros-  que no se puede seguir eligiendo por simpatía, por revancha, o por protesta. Nuestras ciudades y regiones no pueden seguir soportando improvisados que llegan a aprovecharse del cargo, con sus propias argollas de corruptos y operan como organizaciones criminales, tal cual se ha detectado en varios municipios del país, recientemente en la región Lima.

La Contraloría acaba de presentar la campaña "Postula con la tuya" y ha promovido la firma del pacto "Por el buen uso de los bienes y recursos públicos", aceptado por fuerzas políticas y varios partidos en competencia. La Contraloría ha sido clara recordando las prohibiciones que señala la ley tanto para los gobernantes como para los servidores públicos, pero resulta tarea de todos los ciudadanos vigilar el buen uso de los bienes y recursos públicos, y que estos no sean derivados para fines políticos, o particulares, en perjuicio de todos los peruanos.

Las dudas sobre ciertos candidatos surge naturalmente porque se trata de candidatos que representan al partido político que está actualmente en gobierno.  Y lamentablemente se trata de gobiernos acusados de corrupción. El pacto posible es que si se elige al candidato de la misma casa política del gobierno de turno, el borrón y cuenta nueva están garantizados y ninguna investigación ni recomposición serán posibles.

Cierto que elegir un candidato de tienda política contraria tampoco es garantía de nada, ya se ha visto que los pactos bajo la mesa existen, y un corrupto tapa a otro. Sin embargo es hora de hacer uso de todas las herramientas a la mano, y las posibilidades de denuncia que ofrece la Contraloría deben ser utilizadas responsablemente por los electores.

Los comicios de octubre decidirán la suerte de nuestras localidades por los próximos cuatro años, 2019 al 2022, y en el año 2021 se cumplirán 200 años de la independencia del Perú. Este solo hecho debería llevarnos a reflexionar cuánto han avanzado nuestras ciudades, cuánto aún falta y cuántos millones de soles han administrado las gestiones municipales de los últimos 16 años.  

Como bien ha dicho Shack las organizaciones no son las corruptas, lo son las personas; por eso "elegir bien" es hoy una obligación. Como es obligación vigilar los recursos públicos y que los corruptos en gobierno no los deriven para su candidato de turno.

Sobre el autor

Prensa

Somos un equipo de periodistas trabajando de la mano de nuestros aliados, los ciudadanos.

Escríbenos a prensa@undiario.pe y síguenos en @UNDiario