Pacasmayo  |  

Pacasmayo: Nueva Ola de Robos y Asaltos Preocupa a Ciudadanos

Videovigilancia



Los pobladores de Pacasmayo, y del valle Jequetepeque, perciben un incremento de hechos delictivos, especialmente asaltos y robos a viviendas. Un número no determinado de casos -que podrían ser la mayoría- no son denunciados ante la policía. A veces porque se duda de que la denuncia sirva para algo, y en otros porque los propios vecinos, arriesgando su integridad, enfrentan por sus propios medios la amenaza delincuencial.

Hace dos semanas, un ciudadano residente en la calle Cajamarca, en las cercanías del Mercado Zonal de Pacasmayo, estuvo a punto de sufrir no solo un robo sino un encuentro violento con delincuentes que intentaron ingresar a su vivienda en la madrugada.

El vecino que duerme en las habitaciones posteriores de su casa escuchó ruido en el frontis de su propiedad, donde también tiene instalado un negocio. Al llegar a la puerta, vio cómo unos sujetos abandonaban el intento de ingresar a su vivienda y huyeron hacia una mototaxi vieja, color rojo. Tomaron rumbo desconocido en tanto el vecino se quedó en la entrada de su casa impactado por el hecho.

Apenas pudo llamó a la policía y al serenazgo municipal, intentando se pueda identificar el vehículo y tal vez a los facinerosos, que de haber entrado a su vivienda muy probablemente habrían intentado agredir a quien se les interpusiera. Según informó, en la central de serenazgo municipal le indicaron que si bien es cierto la cámara instalada en las inmediaciones del Mercado Central está activa y cubre el área del intento de robo, la videovigilancia no tiene la capacidad de grabar lo que se visualiza. En consecuencia no había nada que hacer, los serenos solo podrían haber visto el ataque “en vivo” pero no quedaría ningún registro como prueba del delito.

Similar situación se ha repetido recientemente en otra vivienda en las cercanías del Mercado Zonal.

Al parecer la incursión de los delincuentes a bordo de mototaxis que se estacionan a cierta distancia de su blanco se ha hecho una constante.

Otros hechos delictivos se han consumado y han terminado reportándose a la comisaría de Pacasmayo pero lamentablemente no se tiene reportes exitosos de captura de los delincuentes, por un lado porque no hay forma de identificarlos a pesar de que existe un sistema de videovigilancia municipal.

Pareciera que los delincuentes saben bien que se les puede ver, pero que nadie detrás de la pantalla va a reaccionar inmediatamente.

Aunque no cubren toda la ciudad, incluso en las zonas donde están activas las cámaras, es improbable que puedan contrarrestar el accionar delictivo.

LA PREOCUPANTE REALIDAD

Últimas Noticias consultó sobre la situación operativa del sistema de videovigilancia que posee la Municipalidad Distrital de Pacasmayo. Fuentes municipales corroboraron que efectivamente el sistema no hace respaldo de lo que se visualiza en el día a día.

El sistema, se nos informó, en la actualidad cuenta con solo 6 cámara activas: Paseo de la Paz, Malecón Grau, Malecón Sur, Mercadillo, Mercado Zonal y Plaza de Armas.

A inicios del 2017 se desataron duras críticas contra la gestión municipal por haber gastado más de 85 mil soles para “renovar” el sistema que para entonces seguía igual o peor.

Hoy parece haberse olvidado la finalidad y la importancia del sistema de videovigilancia pues se sigue utilizando como un panel de visualización “en vivo” que solo podría ser útil si hay una intensa coordinación Serenazgo-Policía-Ciudadanía, y sacar provecho a las apenas 6 cámaras en toda la ciudad.

Nuestra fuente municipal indicó que si algún vecino nota algún movimiento sospechoso en el campo visual de una de las 6 cámaras, puede llamar al 523153 y dar la alerta. En ese momento sí es posible grabar para un posible uso como prueba de un ilícito, o identificación de un sospechoso. Sin embargo esto requiere de una trabajada compenetración entre las autoridades y la población, algo que no se ha hecho.

Por otro lado, se ha cuestionado la ausencia de personal idóneo para la videovigilancia. Por ahora, personal de serenazgo es el que realiza a su modo la visualización sin poseer las capacidades que sí cultivan en su formación el personal policial para identificar delitos en curso, o actitudes sospechosas.

Se ha sugerido en infinidad de veces en las reuniones de seguridad ciudadana un trabajo apoyado por la policía, sin embargo nunca ha habido una respuesta institucional de la PNP que desarrolle una estrategia ajustada a la realidad del sistema.

Los arrebatos en mototaxis, los robos en viviendas, e incluso las extorsiones han recrudecido y cabe trasladar la preocupación y el reclamo ciudadano respecto de la efectividad del trabajo municipal y policial en cuanto a seguridad ciudadana.

Se ha invertido en equipos, se paga personal, pero el sistema es tan básico que solo se limita a que los serenos respondan ante llamados por accidentes, presencia de ebrios que perturban el orden, y algún otro incidente en el que participan prácticamente al azar.

Prensa

Sobre el autor

Prensa

Somos un equipo de periodistas trabajando de la mano de nuestros aliados, los ciudadanos.

Escríbenos a prensa@undiario.pe y síguenos en @UNDiario