Compromiso con la Educación

Hoy lunes 12 de marzo se inicia el año escolar 2018. Había voces reclamando la postergación aduciendo que los locales escolares no han sido acondicionados como corresponde para recibir y albergar a los escolares. Demandan que se realicen trabajos de mantenimiento, así como de reconstrucción en algunos casos, por considerarlo de urgente necesidad.

El ministro de Educación, Idel Vexler, anunció frente a esas demandas que no habrá postergación y que el año escolar 2018 de todos modos se iniciará hoy. Sin embargo debe anotarse que se ha otorgado facultad a que en determinadas regiones se pueda establecer una fecha diferente en atención a la realidad, pues pueden incidir condiciones climatológicas que hagan indispensable variar la fecha.

Estamos ya listos para comenzar una nueva jornada escolar. La esperanza es que este año no sea tan irregular como el 2017, por la huelga promovida por un sector del magisterio. Esta terminó arrastrando a los que se resistían por considerar que no era prudente porque se habían logrado ya avances en la solución del pliego de reclamos por mejoras salariales, y otras consideraciones.

Los grandes perdedores de aquellas jornadas de protesta han sido alumnos y padres de familia. No se puede caer en la ingenuidad de creer que los escolares han recuperado las horas de clase perdidas durante la huelga magisterial. Los alumnos han tenido un año sumamente irregular. El calendario de recuperación no se cumplió a cabalidad y para ello se contó con la complicidad de algunos directores de las propias instituciones educativas, así como de la Ugel correspondiente que prefirió evitar la fiscalización.

Los maestros del sector radical sindicalista creen tener claro que pueden seguir presionando al gobierno para sacarle mayores réditos.  Pretenden nuevos aumentos hasta llegar al doble de las remuneraciones ya mejoradas. Confían en la debilidad del Ejecutivo y el apoyo virtualmente incondicional de los fujimoristas tan deseosos de agravar los conflictos sociales, que se multiplican por la impericia del oficialismo para responder ante situaciones críticas.

Apelamos a la comprensión de los docentes para que esta nueva jornada sea llevada en paz, sin tener que recurrir a huelgas ni movimientos de protesta que alteran el orden social. Tienen todo el derecho de reclamar. Es justo porque hay reconocimiento de que sus salarios aún están lejos de equipararse con la delicada labor que cumplen. Pero es bueno demostrar comprensión frente a las necesidades de otros sectores que están en peores condiciones y también requieren mejorar sus ingresos. 

Que el 2018 sea un año de responsabilidades bien ejercidas por maestros, alumnos, padres de familia y el Estado.
Alrededor de 3 millones 700 mil alumnos de 63,983 instituciones públicas de todo el país son los que tendremos hoy iniciando el año escolar 2018. A ellos, a sus docentes como al personal jerárquico, administrativo, auxiliares y trabajadores de servicio se les invoca el cumplimiento de sus funciones y responsabilidades. Se espera de ellos compromiso a favor de la causa educativa.

Prensa

Sobre el autor

Prensa

Somos un equipo de periodistas trabajando de la mano de nuestros aliados, los ciudadanos.

Escríbenos a prensa@undiario.pe y síguenos en @UNDiario