San José  |  

Ejemplo de Solidaridad en Centro Poblado Verdún

Verdun Grupo Vecinos Apoyan

En el centro poblado Verdún, (San José) viene funcionando un Comité de Apoyo Social compuesto, en su mayoría, por jóvenes. También hay personas adultas entusiastas  que proyectan ayuda a la gente más necesitada cuya situación se ve agravada por alguna desgracia.

Lo singular de este grupo juvenil es su apego a actuar como se refiere en la Biblia. No esperan que vayan a pedirles apoyo. Ellos están pendientes de las familias de su comunidad, si se enteran que en alguna de ellas alguien ha caído enfermo, de inmediato se conectan con esas familias pobres y realizan actividades cuyos recursos entregan a los afectados.

El grupo se ha hecho conocido por la organización de polladas, bingos y otras actividades. No actúan por su cuenta. Primero van a la familia y ofrecen su apoyo solicitando autorización para realizar actividades benéficas. Pero, comprometen a los mismos familiares para que participen.

De ese modo establecen un fuerte vínculo con la familia y la actividad se maneja con absoluta transparencia porque los propios interesados tienen acceso al manejo de los recursos que luego se les entrega.

El entusiasta grupo lo conforman 15 personas entre hombre y mujeres. Todos ellos tienen como común denominador entusiasmo y la satisfacción de servir sin ningún interés personal, solo actuar en ayuda al prójimo que pasa por mal momento.

ORIGEN DEL COMITÉ

Un día, como de costumbre, un grupo de jóvenes se encontraba en la Plaza de armas del referido centro poblado de Verdún comentando diversos temas. De pronto alguien abordó el asunto de las necesidades de familias humildes y analizaron  las angustias que padecen. Al unísono consideraron que no podían ser meros espectadores sino que debían comprometerse en el trabajo social. Fue entonces que decidieron comenzar a idear cómo podrían hacerlo.

El 14 de octubre del año 2016 -cuatro o 5 días después de lo que idearon- volvieron a reunirse y ya tenían definido lo que deberían hacer. Le dieron forma final y decidieron elegir la primera junta directiva. Esta es la relación: presidenta, Melva Chingay Horna; vicepresidente, Juan Alvarez Cuyate; secretaria, Paola Torres Ocón; pro  secretario, Jhonatan Rojas Cáceres; tesorera, Yova  Malca García; Imagen institucional, José de los Santos Deza Cedrón.

EN ACCIÓN

A partir de allí comenzaron a pasar a los hechos, mantenerse atentos a las familias humildes que estuviesen en apuros de salud. Ya tienen varios casos que han atendido, prefieren mantenerlos en el anonimato, y seguir sirviendo.

Entrevistados dijeron estar satisfechos de trabajar en forma silenciosa proyectándose hacia su comunidad. Agradecen a la población de Verdún porque cuando tienen que vender tarjetas, todos responden a dicho requerimiento y eso es lo que les anima más a seguir trabajando. 

Los miembros de la junta directiva se reúnen todos los martes y viernes a partir de las 8.30 de la noche en la capilla de la Iglesia católica. Allí llevan una relación de familias que requieren ayuda y deciden evaluar cada caso para darles la prioridad que merezcan.

El Comité ha logrado ganar simpatías y confianza de su comunidad. Es así que el Comité encargado de la celebración de San Martín de Porres, patrono de Verdún, les ha cedido la celebración de la festividad y que las utilidades que obtengan sirvan para financiar sus actividades. Sin embargo, ellos acordaron  que se inviertan en beneficio de la iglesia. Por ejemplo, han adquirido un equipo de sonido y otros enseres que eran necesarios. 

Esta actitud de este grupo es digna de imitarse entendiendo que hay mucha gente pobre que necesita ayuda. Hay personas que mueren por falta de recursos económicos, pues sus familias no tienen cómo atender los gastos de medicina. Dios bendiga a ese grupo preocupado por el dolor ajeno.

Prensa

Sobre el autor

Prensa

Somos un equipo de periodistas trabajando de la mano de nuestros aliados, los ciudadanos.

Escríbenos a prensa@undiario.pe y síguenos en @UNDiario