Regional  |  

Desmontes y Basurales

Basural Medano 7



Los desmontes y basurales en el centro de las ciudades o a lo largo de los caminos es otro de los problemas que en forma permanente se vive en nuestras provincias. Parece que poco interesan a las autoridades municipales y a los funcionarios de las áreas responsables. Se dan día a día. Esos problemas son temas de denuncias periodísticas permanentes. Son asuntos de censura ciudadana de siempre.

Pese a eso, no hay la respuesta adecuada de las autoridades ligadas al sector municipal que es el gobierno de la ciudad. Cada distrito cuenta con ordenanzas que prohíben la acumulación de basuras en la vía pública. También se regula la presencia de desmontes provenientes de trabajos de construcción y/o reconstrucción de viviendas. Para esto último se fijan plazos de tolerancia de permanencia de tales residuos aunque se entiende que el retiro debe ser inmediato. Sin embargo, se dan tiempos prudenciales comprendiendo que debe haber un determinado volumen que justifique la contratación del transporte adecuado para la evacuación.

Creemos que un alcalde no puede estar dedicado a esos menesteres que son parte de la rutina de trabajo diario de los funcionarios y del personal de las áreas competentes. No actúan. De este modo, la responsabilidad, las críticas y los reclamos apabullan al alcalde y a los regidores. Los regidores miembros de la comisión pertinente tampoco intervienen. Parecen vivir en otro distrito o no conocer la realidad de su ciudad. Se muestran indiferentes. Son situaciones que constituyen problemas que afectan la imagen del distrito.

Hay quienes creen que cuestionar la presencia de desmontes por tiempo inusual es estar contra el derecho de progreso de vecinos que construyen. Están equivocados. Igualmente, hay quienes suponen que reclamar la erradicación de esos desmontes obedece a razones de envidia de los vecinos. Otro error.

Quienes reclaman y protestan lo hacen con justo derecho y conscientes de su responsabilidad como ciudadanos que deben velar por el cuidado del lugar donde viven. Ese es su derecho y también su deber. No pueden ser indiferentes. No deben ser ajenos a la labor de vigilar la buena marcha de la ciudad. Deben contribuir a que se cumpla. De nada sirve que lo hagan cuando la respuesta en la fuente oficial va a ser la indiferencia.

Es igual en el caso de los montones de basura que se deja en las esquinas. Esto se hace en forma irresponsable. Es tan irresponsable que algunos vecinos dejan bolsas en las ventanas de las casas o en solares semi cercados con lo cual fomentan la presencia de letrinas públicas. Eso los perjudica porque afecta el medio ambiente del lugar donde se vive.

Los alcaldes y los regidores deben analizar esos temas en forma conjunta con quienes trabajan en las áreas pertinentes, inclusive con los dirigentes vecinales en los distritos en los cuales hay juntas de vecinos. Debería coordinarse y articularse cadenas de información para actuar y hacer cumplir las ordenanzas, y que éstas no resulten letra muerta mientras nuestras ciudades están cada vez con peor aspecto.

Redacción UNDiario

Sobre el autor

Redacción UNDiario

Somos un equipo de periodistas trabajando de la mano de nuestros aliados, los ciudadanos.

Escríbenos a prensa@undiario.pe