Regional  |  

Caos en Tránsito Vehicular y Peligro para Peatones

Plaza De Armas Pacasmayo Img 0613


El explosivo incremento del parque automotor, de los negocios y la oferta financiera explica, en parte, el agravamiento del problema de caos vehicular en nuestras localidades. En ciudades como Pacasmayo, Guadalupe y Chepén el caos es mayor en relación con el pronunciado crecimiento de esos sectores de la actividad económica. Es menor en San Pedro de Lloc, pero aun así también se deja sentir similar situación.

Por las calles circula un mayor número de autos, camionetas 4x4, motos, mototaxis, camiones de carga, etc. 

En Pacasmayo, Chepén, Guadalupe han fundado nuevos negocios y su número es significativamente alto. Muchos naturales de esas ciudades que retornan después de algunos años de ausencia, se quedan sorprendidos pues las calles que antes recorrieron les parecen desconocidas.

Las casas de familia se han convertido en casas comerciales de las más variadas. Eso lleva a la presencia de clientes que llegan en busca de determinados productos y estacionan sus vehículos en el frontis o en lugares cercanos obstruyendo el paso. En el caso de calles angostas –como ocurre en Pacasmayo- el problema es mayor.

Hay jirones donde los negocios están unos seguidos de otros y con variedad de ofertas y precios. Pacasmayo, en ese aspecto, parece haber experimentado un acelerado crecimiento; sin desconocer lo que pasa en Chepén y Guadalupe donde igualmente se registra un aumento de la oferta comercial.

En Chepén, el problema es más fuerte por la presencia de gran número de entidades financieras que tienen sucursales o agencias. Sus empleados llegan en motos que estacionan en el frontis y llenan las calles. El fenómeno se repite con clientes que utilizan el mismo tipo de movilidad. el fenómeno ya se ha trasladado a Pacasmayo.

Las empresas de transporte de pasajeros también han aumentado y sus paraderos constituyen largas filas de carros.

En Guadalupe, hay un fuerte caos en la zona del Ovalo Namul donde se ubican paraderos de autos, camionetas van y combis a Pacasmayo, a Chepén, Trujillo y Chiclayo. Además en ese sector están también agencias de buses a Lima y otras ciudades. Hay horas en que se vive un verdadero desorden y cruzar la vía de evitamiento Nila Cerrutti es un riesgo tremendo.

Los vecinos se muestran preocupados porque los problemas de tránsito han crecido por conductores que no dudan en estacionar sus unidades en zonas rígidas o colocarlas sobre las veredas cerrando el paso de los peatones. Estos se ven obligados a descender a la calzada con el peligro de ser atropellados.

Otro problema es la presencia de decenas de mototaxistas que instalan sus paraderos donde hay demanda.

Los pobladores reclaman que esta problemática sea analizada por las autoridades municipales, policiales y especialistas tratando de plantear y buscar soluciones porque la inseguridad es cada vez mayor para los peatones, especialmente niños, adultos mayores y personas con discapacidad.

Sobre el autor

Prensa

Somos un equipo de periodistas trabajando de la mano de nuestros aliados, los ciudadanos.

Escríbenos a prensa@undiario.pe y síguenos en @UNDiario