Hasta Cuándo el Agua

Agua Pacasmayo

Llegó el verano, y nuevamente se acentúa el problema del deficiente servicio de agua potable en Pacasmayo. No solo es la escasez del líquido, sino la calidad del mismo. Tal como se puede comprobar diariamente, el agua potable que llega a los domicilios pacasmayinos presenta un color de turbidez y además presenta un mal olor.

Este es un problema “natural”, por llamarlo de alguna forma, que se presenta anualmente en esta misma temporada. Se podrá decir que la insuficiencia puede ser producto de la mayor demanda de agua debido al fuerte calor y a la presencia de mayor número de personas. La ciudad recibe en esta estación un alto número de visitantes que llegan para disfrutar de la playa. El número de visitantes es acogido en hogares y en hoteles, según sea el caso.

Sin embargo, hay factores a tener en cuenta que deberían merecer la atención de las autoridades o de los responsables del servicio y de quienes tienen alguna relación con el problema. Los pozos que abastecen a la ciudad son alimentados con una dotación que se adquiere legalmente y es conducida hasta la zona de los pozos, a través del canal denominado Teniente, correspondiente al sector de riego San José.

Reiteradamente se ha denunciado que parte de esa dotación es robada en el trayecto por personas que han incorporado áreas de terrenos eriazos a la agricultura. Esos terrenos están ubicados a lo largo y en las cercanías del citado canal. La sustracción ilegal de agua de ese conducto no es un secreto. Es un hecho conocido, denunciado y admitido. Es más, agricultores formales del propio sector San José han explicado que hay personal rentado destinado a la vigilancia pero prefiere hacerse de la vista gorda, y permite el robo.

Naturalmente, esa interesada y cómplice conducta delictiva no es gratuita, tiene un precio. Eso es lo que hacen quienes acostumbran a robar parte de la dotación de agua que corresponde a Pacasmayo y la utilizan para el cultivo de sus sembríos. Ese es un tema pendiente de solución.

En cuanto a la turbidez y mal olor, es algo que tampoco deja de preocupar. Aun cuando se ha dicho que el agua sí es apta para el consumo humano, es algo que a nadie convence. ¡Cómo puede ser que agua calificada como potable llegue con olor pestilente! El color hay épocas que es de un oscuro más intenso debido a la mayor presencia de arena.

Mientras eso ocurre, el proyecto para lo que debe ser la solución definitiva que consiste en contar con una planta de tratamiento alimentada directamente por la represa Gallito Ciego, sigue demorando. Entendemos que es un proceso. Pero, debe buscar acelerarse para que no haya contratiempos posteriores. Es bueno adelantarse a comprobar que las etapas posteriores no van a enfrentar a dificultades como saneamiento del terreno de la planta o la asignación de la cuota de agua necesaria.

La solución del problema puede trascender a la actual gestión municipal. Es necesario que se garantice el avance del proyecto con la realización de los estudios correspondientes hasta llegar a la etapa de ejecución. Naturalmente, previa confirmación de la seguridad de contar con la financiación respectiva. Solucionar este problema es prioridad.

Sobre el autor

Prensa

Somos un equipo de periodistas trabajando de la mano de nuestros aliados, los ciudadanos.

Escríbenos a prensa@undiario.pe y síguenos en @UNDiario