Selección de Candidatos

En octubre del próximo año deben realizarse las elecciones regionales y municipales en el Perú permitiendo renovar los actuales cuadros de gobierno en esas instancias. Lo que más deseamos es que se haya aprendido de la importancia de seleccionar a los ciudadanos y ciudadanas que pretenden tener representación de su ciudad o de su región.

Hasta hoy seguimos en lo mismo. Es el jefe o la dirigencia de los partidos la que impone los candidatos sin realizar una evaluación de la capacidad de cada uno de ellos. La ley establece que debe haber comicios internos en los cuales la militancia decida quien los representará. Eso no se cumple. Se simulan o se inventan elecciones internas para cumplir con lo que la ley manda.

Los peruanos tenemos fama de ser expertos en sacar la vuelta a la ley. Los dirigentes políticos no lo quieren entender, y siguen gobernando los partidos como si fuesen dueños. Los partidos los manejan como a chacras poniendo y sacando a sus operadores conforme a sus intereses. Esa es una manera de afectar la vida democrática del país porque esa práctica se replicará en las instancias de gobierno imponiendo regímenes de carácter autocrático o cayendo en dictaduras.

Estando cercanos al próximo proceso electoral local y regional hay que exigir a las organizaciones políticas a implementar cambios en la conducta de sus dirigentes. Los congresistas –operadores de las dirigencias políticas- han aprobado eliminar, en los próximos comicios, a los movimientos políticos locales argumentando que es necesario fortalecer a los partidos por el bien del país.

En verdad de lo que se trata es de favorecer sus propios intereses para imponer hegemonía allí donde no la tienen. Hay buen número de distritos y provincias del país con gobernantes pertenecientes a movimientos locales independientes. Ese detalle de la independencia respecto a un movimiento político regional o nacional tampoco es garantía que se tendrá mejores candidatos, y consecuentemente mejores gobernantes.

Pero, debemos acostumbrarnos a respetar la ley. La preocupación debería ser capacitar a los militantes a los cuales se quiere favorecer como candidatos con el fin de que puedan proyectar imagen de garantía y seriedad. Nada se gana con imponerlos a dedo pasando sobre los dirigentes locales y las propias militancias.

Es urgente –lo planteamos una vez más- promover escuelas en las cuales se impartan nociones sobre lo que es la administración pública. Allí deberían concurrir quienes aspiren a ser regidores, alcaldes, consejeros regionales o presidente de la región. Allí deben adquirir conocimientos elementales que les permitan desenvolverse bien si es que llegan al gobierno de la ciudad. Da pena ver a alcaldes, regidores, consejeros sin saber cómo actuar en determinadas circunstancias. La mayoría de ellos guarda silencio, en las sesiones,  para evitar el ridículo pues en realidad no saben qué decir. Lo peor es que se amparan en esa ignorancia para impulsar la corrupción. Por eso reiteramos nuestra sugerencia para que los partidos políticos se interesen en promover escuelas de gobierno a fin de preparar a los futuros gobernantes.

Sobre el autor

Prensa

Somos un equipo de periodistas trabajando de la mano de nuestros aliados, los ciudadanos.

Escríbenos a prensa@undiario.pe y síguenos en @UNDiario