San Pedro de Lloc  |  

Ciudadanos de Santa Lucía Buscan Solución al Problema de Agua Por Su Cuenta y Sin Apoyo

Pozo Santa Lucia

Desde que se culminó la millonaria obra mayor de agua y desagüe en San Pedro de Lloc, el sector Santa Lucía nunca alcanzó la meta de recibir agua potable adecuada para el consumo humano. Siempre hubo quejas por la calidad, la coloración e incluso el olor. La constante fue un agua amarilla y con elementos suspendidos que no dejó nunca en paz a los moradores. A pesar de los sucesivos pedidos a la Municipalidad Provincial de Pacasmayo, los gobernantes se limitaron a realizar análisis del agua y determinar que era apta, a pesar de la evidente coloración, mal sabor y características.

Hace casi 15 días los pobladores emprendieron una lucha en solitario y con los pocos recursos que cuentan. Buscaron una salida con la construcción de un nuevo pozo.

El antiguo pozo artesanal, así como el nuevo que dejó el Consorcio Saneamiento Pacasmayo fueron dejados de lado y el nuevo pozo se excava muy cerca de los dos anteriores.

Los pobladores ya están en una etapa en la que extraen agua que sale con arena pero que en principio era arrojada al rebose del sistema de alcantarillado. Este detalle fue advertido por funcionarios de la Unidad de Servicio de Agua y Alcantarillado (USAA) de la MPP y se invocó a los moradores no arrojar el agua allí porque provocaría una colmatación del sistema, lo que les perjudicaría a futuro obstruyéndose la red de desagüe.

Los pobladores que se han dedicado a la exploración del pozo decidieron arrojar el agua de la excavación a un costado de la carretera Panamericana. La pista en unos 50 metros terminó completamente debajo de unos 15 cm. de agua. Esto llamó la atención del Consorcio Vial El Sol, la concesionaria de la Carretera Panamericana, que conminó a los vecinos a dejar de lanzar el agua a la pista debido a que provoca daños a la cinta asfáltica. Por su parte Policía de Carreteras también advirtió el hecho y llamó la atención del peligro que se ocasionaba a los conductores, especialmente a los de vehículos menores que podían terminar siniestrados por el agua en la carretera.

En medio de esto y con los pocos recursos con los que cuentan, los moradores continúan en la búsqueda de la veta de agua que les otorgue un servicio básico digno.

La emoción ha invadido a varios de ellos debido a que el pozo está produciendo agua en abundancia, sin embargo también es cierto que podría tratarse de un espejismo debido a que en esta época de instalación de almácigos de arroz, la napa freática se eleva y las filtraciones podrían dar la falsa esperanza de la abundancia.

Los moradores ahora, están buscando apoyos económicos que permitan avanzar con su proyecto. La ausencia de las autoridades municipales es evidente, a pesar de tratarse de un problema derivado de una millonaria obra.

Prensa

Sobre el autor

Prensa

Somos un equipo de periodistas trabajando de la mano de nuestros aliados, los ciudadanos.

Escríbenos a prensa@undiario.pe y síguenos en @UNDiario