Pacasmayo  |  

Martes 24 habrá paro nacional de trabajadores de Essalud

Ess

El martes 24 de octubre la coalición sindical de Essalud, que agrupa 7 sindicatos internos, realizará un paro nacional de 24 horas en protesta por el incumplimiento de demandas laborales.

Los secretarios generales de los 7 sindicatos suscribieron un oficio dirigido al presidente ejecutivo de Essalud, Gabriel del Castillo Mori para comunicar la paralización que probablemente ocasione un impacto importante en los servicios médicos de la prestadora de servicios de salud.
El documento, ingresado al despacho del máximo ejecutivo nacional de Essalud el 10 de octubre, expresa la disconformidad de los trabajadores por demandas insatisfechas, que a criterio de los sindicalizados, denota poca seriedad en la gestión y provoca la postergación de los pedidos de los trabajadores.
Los protestantes han recordado en el documento que a la alta dirección se le ha enviado múltiples escritos solicitando reuniones para tratar de manera conjunta los pliegos de reclamo, sin embargo hasta la fecha no tienen respuesta.
Los trabajadores han cuestionado que sean más de 8 meses de silencio ante lo que consideran justos pedidos, suscritos por ambas partes en un acta y que hasta ahora no se cumplen. "Son acuerdos incumplidos y acta suscrita en enero del presente año que con el transcurso de los meses se convierte en simple papel sin ánimos de solución por parte de Essalud, acta que establecía claramente cuáles eran los compromisos, plazos y términos bajo los cuales debían realizar la gestión y resolución", remarca el documento.
El oficio enviado al presidente ejecutivo de Essalud advierte que la medida del martes 24 pretende lograr una respuesta de la gestión. Sin embargo, de no haber reacción positiva, los trabajadores adelantan que tomarán acciones de mayor contundencia.
Entre las demandas formuladas está el establecimiento de una nueva escala salarial. La canasta básica ha aumentado progresivamente, pero los sueldos siguen congelados, reclamaron. También exigen se cubra la brecha de personal en los establecimientos de Essalud. Reclaman que poco a poco los servicios se han ido quedando sin personal en determinadas áreas y estas plazas no han sido cubiertas por un mal manejo administrativo y los pocos incentivos para los aspirantes.

En el caso de vigilancia, Essalud paga a la empresa que da el servicio un promedio de S/ 3,700 por vigilante, sin embargo es fácil averiguar que un vigilante percibe de su empresa no más de S/ 1,200. ¿A dónde se va la diferencia de dinero que es de los asegurados?

También reclaman la implementación de un laudo arbitral, debido a que sus demandas gremiales quedan desatendidas y no se establece un mecanismo de resolución efectivo. Otro punto importante de reclamo es la asignación de CTS para los trabajadores del D.L. 276 y el pase de los trabajadores CAS al DL 728, a fin de que gocen de adecuados beneficios laborales. Finalmente, la plataforma nacional reclama el pago de un bono de trabajo que fue suspendido hace varios años por un supuesto déficit que no se puede cubrir. La justificación es que Essalud presta servicios de salud a trabajadores del sector Educación, pero este sector no transfiere los fondos que descuenta a sus trabajadores. Esto generaría un desbalance económico.
EN PACASMAYO SE VIVE SITUACIÓN PROBLEMÁTICA
En Pacasmayo, los trabajadores del Hospital Essalud han reconocido que la progresiva tercerización de servicios está llevando poco a poco a Essalud a una crisis  que ninguna autoridad quiere analizar.
Claros ejemplos, señalaron, se encuentran por ejemplo en la tercerización de los servicios de vigilancia, mantenimiento, limpieza y cocina. En el caso de vigilancia, Essalud paga a la empresa que da el servicio un promedio de S/ 3,700 por vigilante, sin embargo es fácil averiguar que un vigilante percibe de su empresa no más de S/ 1,200. ¿A dónde se va la diferencia de dinero que es de los asegurados? Otro aspecto preocupante es que casi no hay especialidades. Hace algunos años había hasta dos pediatras, hoy no hay ni uno.
En el caso de la tercerización del servicio de cocina, no faltan los reclamos por la calidad de los alimentos. Se corrige un tiempo y vuelven a tener cuestionamientos, y no hay quién haga un control de calidad. Los costos por el servicio tercerizado probablemente sean un calco de los servicios de vigilancia, una brecha monstruosa entre lo que Essalud paga al proveedor y lo que este invierte en el servicio que presta.
El cuadro no se limita a un hospital en particular, es la radiografía de todos. La progresiva tercerización de todos los servicios, amenaza llegar al personal médico, enfermeras, farmacia y demás.

Redacción UNDiario

Sobre el autor

Redacción UNDiario

Somos un equipo de periodistas trabajando de la mano de nuestros aliados, los ciudadanos.

Escríbenos a prensa@undiario.pe