Contra la Corrupción en el Transporte

Trans2

Convenientemente, cuando se trata de asumir responsabilidades, se suelen achacar las culpas a unos y otros, evitando por todos los medios reconocer faltas, inobservancias y omisiones. Eso se ha visto en la reunión celebrada el lunes 9 en la Municipalidad Distrital de Pacasmayo, entre transportistas y autoridades, especialmente cuando los funcionarios han tenido que responder ante acusaciones directas de corrupción.

Se saluda y reconoce que se haya logrado un diálogo franco y directo, en torno a una mesa. Los transportistas no han callado y han sido capaces de señalar responsabilidades, incluso en su propio gremio, como cuando reclaman a los que conducen combis de no recoger pasajeros en el terminal de Pacasmayo, sino circulando dentro de la ciudad, lo que no está permitido.

Se tiene que partir del diálogo entre usuarios y prestadores de los servicios y la autoridad, para que los problemas -que en este caso enfrenta el sector transportes- no se queden en las críticas sino que sean evidenciados, puestos sobre el tapete, para exigir soluciones, y asumir las responsabilidades que correspondan.

Desde aquí invocamos que estas reuniones se celebren periódicamente. Que los transportistas lleven registro de las demandas y acuerdos y se controle su cumplimiento. De otra forma no se podrá avanzar. Hace ya varios años, que Últimas Noticias promovió la Mesa del Diálogo por el Transporte, con participación de autoridades municipales de las provincias de Chepén y Pacasmayo, así como de los distritos y otros sectores. Se lograron avances importantes. Lamentablemente desde las propias municipalidades se petardeó la iniciativa y se abandonaron las mesas de diálogo; mientras que los propios transportistas, ante algunos pequeños logros se conformaron y abandonaron las conversaciones también.
Esta vez, tienen que persistir, de otra forma no se podrá enfrentar la grave y evidente corrupción que permite y alienta la ilegalidad, informalidad y la inseguridad en el transporte público de pasajeros.

Ya se conoce de la emisión delivery de licencias de conducir para conductores de mototaxistas y motos, en lo que está involucrada la Municipalidad Provincial de Pacasmayo-San Pedro de Lloc; y también la de Chepén, con la diferencia que en Chepén por lo menos se ha presentado denuncia fiscal por esos hechos. Mientras que en San Pedro de Lloc, todo se deja pasar, en sospechosa y cómplice actitud del propio gobierno. En la misma MPP es donde se ha detectado cuestionada anulación de papeletas de infracción de tránsito.

Esa complicidad desde la cabeza del gobierno es la que desalienta a los transportistas y dudan de la posibilidad de un cambio. A pesar de ello han seguido denunciando revelando que un policía, propietario de un vehículo que opera como pirata en el transporte de pasajeros, se fue contra el inspector de tránsito que había pretendido  imponer sanción. Esas actitudes abusivas y corruptas se repiten con regidores. 

Los problemas que afectan al transporte público de pasajeros en la zona del valle Jequetepeque son numerosos, pero tienen un común origen: la corrupción. La solución tiene que imponerse desde fuera, desde los propios transportistas, quienes no deben desistir en esta cruzada que han iniciado.

Sobre el autor

Prensa

Somos un equipo de periodistas trabajando de la mano de nuestros aliados, los ciudadanos.

Escríbenos a prensa@undiario.pe y síguenos en @UNDiario