II.EE: Uso Adecuado de Dinero Para Mantenimiento

La transferencia de partidas destinadas al mantenimiento de la infraestructura y mobiliario tiene retrasos que deben ser subsanados de inmediato dado que las clases ya comenzaron.

Según ha informado Pronied, en el caso de la provincia de Chepén la transferencia de partidas se ha realizado al 98%, mientras que en Pacasmayo va en el 67%. Se trata de montos importantes de dinero y de allí la invocación a los padres y madres de familia para que contribuyan a la ejecución eficaz de esas partidas en los rubros que han sido priorizados.

La invocación principal es a los directores de las instituciones educativas que reciben esos dineros y se convierten en los primeros responsables de su cuidado, gasto adecuado y reporte económico. 

De acuerdo al Pronied,  son 20 millones 211 mil para 2511 locales escolares de La Libertad. Precisan que la transferencia de dinero depende de que les informen oportunamente los nombres de los directores responsables del mantenimiento de los locales escolares, lo que es tarea de las Ugel y de las gerencias de Educación.
 
Pronied ha sido claro en señalar que los directores y las apafa son responsables de invertir las partidas y garantizar su buen uso. Asimismo se deben rendir cuentas de los gastos, información que se debe reportar al sistema Wasichay. Cabe anotar que a la información de años pasados sobre uso de recursos para mantenimiento, contenida en Wasichay, puede ser consultada por cualquier ciudadano, en el ejercicio del derecho de transparencia.
 
El Pronied ha señalado que se debe atender prioritariamente el mantenimiendo de aulas, servicios higiénicos, bibliotecas, sala de cómputo y laboratorios, cocinas, comedores, losas deportivas, veredas y sardineles, rampas, cercos perimétricos y áreas administrativas. Se debe refaccionar techos, instalaciones sanitarias, instalaciones eléctricas, pisos, muros, puertas, ventanas; reparar y reponer mobiliario escolar, pintado y mantenimiento de áreas verdes. Esas consideraciones deben tener en cuenta los padres de familia y los directores al momento de decidir las inversiones. 

Que no se vuelva a escuchar de directores que cambian los baños de sus casas y llevan los usados a sus planteles, ante el silencio atónito de padres de familia que se convierten en cómplices. Y eso lleva a exigir mayor control de los operadores de justicia y de los órganos de control del Estado. Los dineros son para las escuelas estatales de niños, niñas y adolescentes y no deben ser sustraídos por nadie. Es responsabilidad de todos vigilar.

Estos contenidos llegan gracias al apoyo de nuestros aliados.
Sé uno de ellos.

Más información
Redacción UNDiario

Sobre el autor

Redacción UNDiario

Somos un equipo de periodistas trabajando de la mano de nuestros aliados, los ciudadanos.

Escríbenos a prensa@undiario.pe