Regional  |  

Junta de Usuarios Rechaza Fallo Judicial. Pagaría Más de un Millón de Soles

Gerente anuncia que apelarán en juicio iniciado por Compañía Agrícola General S.A.

Junta De Usuarios

La Compañía Agrícola General S.A. obtuvo un fallo judicial que -en primera instancia- le es favorable y que obligaría a la Junta de Usuarios del Valle Jequetepeque a pagarle un millón 40 mil 29 soles con 18 céntimos por supuestos "daños y perjuicios" en una denuncia por daño emergente y lucro cesante.

El gerente técnico de la Junta de Usuarios, Eduardo Oliva Vásquez, cuestionó el fallo del Juzgado Civil Transitorio de San Pedro de Lloc afirmando que no se han valorado los documentos que su representada adjuntó en el transcurso del juicio; y que la demanda de Compañía Agrícola General es desproporcionada y no se ajusta a hechos reales.
La tesis de la empresa agrícola es que sufrió cuantiosos daños económicos porque supuestamente la Junta de Usuarios del Jequetepeque no le proporcionó agua para sembrar 49.64 ha de caña de azúcar  y tampoco le aprobó el cambio de cultivo, por hechos que se remontarían al año 2011.
La demanda por daño emergente y lucro cesante de la Compañía Agrícola General S.A. contra la organización de los usuarios es por 2 millones 330 mil 965.72 soles.
En la sentencia del Juzgado Civil Transitorio con sede en San Pedro de Lloc, se lee que el demandante --al no haber sido atendido con sus requerimientos-- se ha perjudicado económicamente, por un lado, al no haber sembrado los terrenos, estos se llenaron de arbustos y su limpieza demandó gastos; igualmente se dejó de cosechar, por lo tanto dejó de ganar.
La posición de la Junta de Usuarios, en cambio, es que la empresa Compañía Agrícola General S.A. no tenía derecho a agua y por lo tanto no hay procedencia en la demanda.
Los hechos ocurrieron en el año 2011 pero la demanda fue iniciada en el año 2014, cuando la Junta de Usuarios sufría acefalía debido a que la directiva de César Galo Rodríguez Castañeda se resistía a ceder los cargos a la de Ronald Espinoza Yengle. Espinoza recién asumió en octubre 2014.

Oliva

Ing. Eduardo Oliva, JUJ

El gerente técnico de la Junta de Usuarios, Eduardo Oliva Vásquez, manifestó sobre el supuesto derecho de agua de la empresa: “Todo usuario (agricultor individual o empresa) está obligado hacer su ‘Declaración de Intención de Siembra’, de acuerdo al reglamento y directivas aprobadas para la Cédula de Cultivo o Plan de Cultivo y Riego, entre abril y julio. Es obligación de todos los agricultores de cada Comisión de Usuarios de diferentes cultivos”.
Pero la demandante, según la Junta de Usuarios, no cumplió con este requisito. Oliva aseveró que la Compañía Agrícola General S.A. recién presentó su solicitud de recurso hídrico el 29 de agosto de 2011, fuera del plazo. 
“No hizo ‘Declaración de Intención de Siembra’, por tanto no le asistía la aprobación del Plan de Cultivo y Riego, lo cual se les dio a conocer", precisó.
“Aún más por ser un cultivo permanente, caña de azúcar, donde hay ciertos requisitos que deben cumplir los usuarios para ser atendidos. No es cultivo transitorio, es caña de azúcar, cultivo que debe estar en zona adecuada para su autorización”, agregó Oliva.
EL FALLO
“Fallo declarando ‘fundada en parte’ la demanda la demanda de indemnización por daños y perjuicios interpuesta por Compañía Agrícola General debidamente representada por sus representante legal, Alfredo Ricardo Ferrand Budge, contra la Junta de Usuarios del Subdistrito de Riego Regulado de Jequetepeque en la persona de su representante legal, en consecuencia ordeno que la demandada cumpla con pagar a favor de la demandante la suma de S/. 1’040,029.18 por daños emergente y lucro cesante, más los intereses legales”, se lee en la Resolución Judicial N° 30 del Juzgado Civil Transitorio de San Pedro de Lloc.
 APELACIÓN
Enterados del fallo en contra y dada la dimensión del monto de la sentencia, el consejo directivo de la organización de los agricultores del valle Jequetepeque acordó apelar y dispuso que así se proceda, esperando obtener fallo favorable en segunda instancia.
"Nosotros estamos viendo la documentación para valorar todo lo que tenemos, para nadie es un secreto que en ese periodo posible, que ellos han tenido cosecha, la caña no ha pasado del costo por 20 o 25 soles; y los rendimientos que ellos están poniendo, de 250 toneladas por hectárea; en el valle Jequetepeque no hay ese rendimiento. Hay un peritaje que hemos hecho, o un informe técnico (...) que tampoco ha sido tomado en cuenta", declaró Oliva.
Opinó que el monto que se les pretende hacer pagar vía judicial es "exagerado y fuera de contexto".  "Están viendo esto como un negocio; más de 150 soles la tonelada no se da en condiciones óptimas de producción".
Sin embargo, no se oculta la preocupación en la directiva de los agricultores usuarios que preside Ronald Espinoza Yengle.
DATO
De la sentencia se desprende que la Compañía Agrícola General S.A tiene 129 hectáreas en Chamán, Santa Clara, San Juan, Campamento Santa Inés, entre otros sectores; de las cuales solo se afectaron 49.64 ha. La zona supuestamente afectada estaría ubicada en Moro y  Mancoche, jurisdicción de la provincia de Chepén.
DAÑO EMERGENTE Y LUCRO CESANTE
Segun gerencie.com "El daño emergente corresponde al valor o  precio de un bien o cosa que ha sufrido daño o perjuicio". Mientras que "El lucro cesante hace referencia al lucro, al dinero, a la ganancia, a la renta que una persona deja de percibir como consecuencia del perjuicio o daño que se le ha causado".

Estos contenidos llegan gracias al apoyo de nuestros aliados.
Sé uno de ellos.

Más información
Redacción UNDiario

Sobre el autor

Redacción UNDiario

Somos un equipo de periodistas trabajando de la mano de nuestros aliados, los ciudadanos.

Escríbenos a prensa@undiario.pe