Polémica Por Sentencia

La sentencia que se impuso a Silvana Buscaglia por resistencia a la autoridad y agresión, ha despertado polémica en todo el país. La ahora sentenciada agredió a un policía de tránsito, en el aeropuerto Jorge Chávez. El policía le aplicó una papeleta por estacionamiento indebido lo cual despertó la ira de la mujer quien terminó en un ademán que hizo volar el casco del policía haciéndolo caer al piso. Además se le enfrentó verbalmente, desacató la orden para que detenga el vehículo, siguió conduciendo con el policía delante de su vehículo. Hizo caso omiso de las advertencias que se le hacían que estaba cometiendo un delito.

La intervenida no hizo caso y reclamó a gritos desafiando a la autoridad, tal como se aprecia en un video que se ha difundido en las redes sociales. La mujer fue conducida a la Comisaría, se dio cuenta al Ministerio Público, y el fiscal que intervino aplicó la figura jurídica de flagrancia delictiva por lo que, de acuerdo con el nuevo Código Penal, y el Decreto Legislativo 1194, se le sometió a Proceso Inmediato siendo sentenciada a seis años y ocho meses de pena privativa de libertad. La pena fue acordada por el abogado de la imputada y el representante del Ministerio Público al haberse acogido a la figura de Terminación Anticipada. Vale decir que Buscaglia aceptó los cargos que le formuló el Ministerio Público, se declaró culpable y evitó ir a juicio acordando con el fiscal la pena a imponerse, la cual fue comunicada al juez de Investigación Preparatoria quien, en estos casos, se limita a aprobar lo acordado.

Con nuevo abogado, la sentenciada planteó la nulidad de la sentencia, pero esta se ha confirmado aduciendo que no hay nada que revisar pues la pena fue impuesta merced a un acuerdo del que tuvo conocimiento la acusada.

A partir de ese hecho se ha tomado conocimiento de nuevos hechos de agresiones físicas directas en agravio de policías, en distintos lugares del país aunque con resultados dispares. En unos casos se dispuso comparecencia con restricciones a los imputados. Esto ha provocado diversas reacciones en la opinión pública considerando que la pena aplicada a la acusada Buscaglia ha sido exagerada. Un colectivo ciudadano formado a raíz de su caso, supone que la condena aplicada obedece a una cuestión de tipo racista por ser ella “una blanca” y que se trata de satanizar a los de ese color.

Cabe destacar que el caso Buscaglia es el inicio de una nueva etapa en la que el Poder Judicial comienza a aplicar la ley, y las penas que contempla el Código Penal, en menor tiempo, gracias a la figura del Proceso Inmediato por Flagrancia Delictiva. Además, se puede discrepar del fallo pero este fue acordado con la defensa de la imputada. Consecuentemente, la apelación era improcedente.

La lección es que se debe reclamar dentro de los cauces correspondientes y, en el caso de la autoridad, ahondar en la capacitación de los policías para que hagan sus intervenciones en forma apropiada, oportuna. Unos y otros estamos obligados a actuar dentro de los parámetros que nos fija la ley, dentro de un marco de respeto mutuo.

Sobre el autor

Contacto UNDiario

Somos un equipo de periodistas trabajando de la mano de nuestros aliados, los ciudadanos.

Escríbenos a [email protected]